jueves, 4 de octubre de 2012

Día 136 La Perfección Mi Propósito - Aplicación del Perdón a Uno mismo

Día 135 La perfección Mi Propósito

Me perdono a mi misma por aceptar y permitirme a mi misma el pensamiento de 'estoy atrasada' como abriendo una puerta trasera para que el chat mental se establezca como un murmullo de fondo mientras reviso la información al limpiar la computadora. Sin ver darme cuenta y entender que un sólo pensamiento es necesario para causar la separación de mi misma.

Me perdono a mi misma por no aceptar y permitirme a mi misma darme cuenta y entender que a través de un proceso en mi mente transforme un momento de vida al estar limpiando la computadora en y como una experiencia de energía / tiempo  cuando me  niego a tomar responsabilidad del chat mental como trasfondo y para ello me ubico separada de esta realidad creando una realidad alterna en y como mi mente, renunciando al respiro para participar en el chat mental dirigiéndome y suprimiéndome.  En lugar de Alinearme como Respiro / Paciencia  y hacer una cosa a la vez totalmente Aquí en y como lo Físico.

Me perdono a mi misma por no aceptar y permitirme a mi misma detenerme inmediatamente que surgió el primer pensamiento y dejé que se filtrara como la humedad el chat mental con las consecuencias de la acumulación energética como ansiedad y estrés y así me perdono a mi misma por no haber visto y entendido que solamente a través del respiro como paciencia puedo mantenerme aquí como vida y cambiarme a mi misma paso a paso a un punto de perfección.

Me perdono a mi misma por no aceptar y permitirme a mi misma ver, darme cuenta y entender que cree y manifesté este Personaje Exigente a la imagen y semejanza de los Personajes Exigentes que atestigüe en mi infancia en mis maestros, familia y tv. por esto me perdono a mi misma por haber creado una adicción de este personaje como yo misma y nunca haber tomado responsabilidad de pararlo a pesar de las manifestaciones de irritación, estrés y culpa, así como en la dimensión física la tensión muscular en los hombros, el cuello y la mandíbula.

Me perdono a mi misma por no haber aceptado y permitido a mi misma ver, darme cuenta y entendera que la sensación de 'no contar' proviene de una memoria del pasado de los eventos cotidianos en mi familia donde interpreté que mis hermanos tenían algo que yo carecía por eso a mis ojos tenían má atención que yo ante mis padres, y nunca consideré el proceso de mis padres, como ellos tuvieron estos 6 hijos sin ninguna preparación ni ningún tipo de proceso que los apoyara, solamente las memorias que conservaron de sus propios eventos.

Me perdono a mi misma por haber aceptado y permitido a mi misma existir como la sumisión al personaje exigente por encima de la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada